Clubes

New York Cosmos: pionero del soccer

Cuando en el mundo del fútbol se escucha la palabra «Cosmos», irremediablemente se nos viene a la cabeza Pelé disputando sus últimos años de carrera en Estados Unidos. Al mito brasileño se le puede atribuir gran parte del mérito de que el soccer cuajase en el país de las oportunidades, defendiendo el icónico escudo del New York Cosmos.

Jugadores de la talla de Franz Beckenbauer, Giorgio Chinaglia, Franky Van der Elst, Carlos Alberto, Roberto Cabañas o Johan Neeskens han defendido el escudo cósmico, club que comenzó bajo la creación de los socios de la productora Atlantic Records, entonces bajo el control de Warner Music. A principios de los setenta se produjo la creación de la North American Soccer League (NASL), y el conjunto neoyorquino mediatizó la competición y el fútbol tanto dentro como fuera de los estadios. Fue el primer fenómeno marketiniano en el fútbol estadounidense.

Debido a diferencias con los patrocinadores, y una mala gestión por parte de Giorgio Chinaglia, el NY Cosmos terminó desapareciendo en 1985. Peppe Pinton, amigo de Chinaglia y ejecutivo del club, retuvo los derechos de la marca New York Cosmos hasta 2009, cuando se haría con ella el ex vicepresidente del Tottenham Hotspur, Paul Kemsley.

Refundación y llegada de Raúl

En 2010 se anuncia la vuelta del New York Cosmos, con Pelé como presidente honorífico y Eric Cantona como director deportivo. Comenzó a competir en la NASL en 2013, alcanzando una plaza en la final por el título y resultando campeón en su temporada de debut, tras vencer 1-0 a Atlanta Silverbacks.

Raúl González, en un partido con el New York Cosmos. Foto: Goal.com

A finales de 2014 firma por el conjunto estadounidense el delantero español Raúl González, emblema del Real Madrid que procedía del Al-Saad tras pasar por el Schalke 04. Raúl combinó su labor sobre el césped con la dirección de la academia de juveniles del club durante dos temporadas, en las cuales el Cosmos se haría con el título de la NASL. Compartiría vestuario con Marcos Senna, colgando las botas ambos al finalizar la temporada en 2015.

Inscripción en la NISA en 2020

Para entender el lío de competiciones en Estados Unidos hay que pararse un momento. La Major League Soccer (MLS) es la más conocida, donde juegan las franquicias más famosas como Los Ángeles Galaxy, New York Redbull, Toronto FC, Atlanta United o New York City, por citar unos ejemplos. La forman 26 franquicias, tres de ellas canadienses.

Por debajo está la USL Championship, una competición con 35 equipos dividida en dos conferencias donde compiten equipos profesionales y los filiales de las franquicias MLS, que antes competían en la MLS Reserve League.

Como tercer escalón están tanto la NISA (National Independent Soccer Association) como la USL League One. En la primera de ellas hay solamente ocho equipos, mientras que la USL League One la disputan once conjuntos estadounidenses y un canadiense (el filial de Toronto FC). Por detrás, varias categorías amateur con equipos de Estados Unidos, Canadá, Bermudas, Puerto Rico y Antigua y Barbuda.

Se trata de ligas cerradas, donde no hay ascensos ni descensos. El rango de importancia de las ligas se rige según el seguimiento y lo mediático de las mismas.

¿Podremos ver algún día al New York Cosmos en la MLS?

No lo sabemos. Al no existir méritos deportivos para entrar en una categoría u otra, el factor fútbol no es el determinante para saber en qué categoría jugará un equipo. La organización de la MLS otorga ampliaciones puntualmente, para que ciudades u organizaciones presenten sus candidaturas a aspirar a una franquicia MLS.

Austin y Charlotte (2021), Sacramento y Saint Louis (2022) ya tienen aprobada su inscripción en la MLS a partir de las próximas temporadas. Para saber si Cosmos puede aspirar a entrar a la MLS debe realizarse una ampliación nueva, que el Cosmos quiera participar y las partes se entiendan.

Quizá le daría ese toque de romanticismo del soccer primitivo de los años 70, y contar con los iconos mundiales que cuenta el club neoyorquino como embajadores puede dar un salto más al fútbol profesional norteamericano. Veremos si se hace realidad.

author-sign

También puede interesarte...

Artículos destacados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *