Historias

1985-2020: 35 años de la tragedia de Valley Parade

El pasado 11 de mayo se cumplieron 35 años de la tragedia de Valley Parade. Quizá menos conocida que la de Heysel (solo dos semanas después, en la final de Champions League entre Liverpool y Juventus) o la de Hillsborough en 1989, pasó de ser una celebración a una pesadilla para la ciudad de Bradford, en Inglaterra.

Ese día el Bradford City, club principal de la ciudad, disputaba en su estadio el último encuentro de League One ante el Lincoln City. Los primeros celebraban su ascenso a Championship (segunda división), mientras que los segundos habían salvado la categoría. No se jugaba más que poner el broche a una temporada idílica para el Bradford City.

Sin embargo, poco antes del descanso la fiesta se tornó en tragedia. Se produjo un incendio en la grada principal del estadio, construida a principios del siglo XX (1908) a causa de una colilla mal apagada que, junto a los restos de basura que había bajo las butacas, produjo rápidamente un incendio devastador.

El árbitro inmediatamente suspendió el encuentro, lo que permitió a muchos aficionados saltar al césped para huir el incendio. Solo cuatro minutos le bastó al fuego para devorar la tribuna principal del Valley Parade. Los que buscaron las puertas de salida para huir no tuvieron suerte, pues estaban cerradas una vez comenzó el encuentro. Fallecieron en total 56 personas y 256 espectadores resultaron heridos. Entre los fallecidos estaba Sam Firth, presidente del club local.

Las imágenes de cómo el fuego se propagó tan rápidamente y acabó con la tribuna del estadio son impactantes. En los años 80 todavía muchos clubes mantenían la estructura original de sus estadios, si bien con algún retoque estilístico o por desgaste a causa del tiempo.

Remodelaciones del estadio

El estadio de Valley Parade fue construido en 1886. Sufrió una primera remodelación en 1908, cuando se construyó la tribuna principal que acabó devorada por las llamas. No sería hasta 1985, año en que se produjo la tragedia, cuando se volvería a remodelar ya por necesidad. Hasta su reapertura en 1986, el Bradford City fue de estadio en estadio actuando como local; llegó a jugar en el Odsal Stadium (propiedad de los Bradford Bulls), Leeds Road (donde jugaba el Huddersfield Town) y Elland Road (propiedad del Leeds United).

Para la reconstrucción del estadio un grupo de músicos, bajo el nombre «The Crowd», recaudaron alrededor de 3’5 millones de libras junto a aportaciones de vecinos de Bradford. The Crowd, liderado por Paul McCartney, hizo una versión del mítico «You’ll never walk alone» en homenaje a los fallecidos.

En los aledaños del estadio se encuentra, además de la placa conmemorativa con los nombres de las víctimas mortales instalada en los muros del campo en 2002, otra escultura: colocada en 1986, en el lugar donde comenzó el incendio, representada por tres figuras con un mensaje en memoria de las víctimas de la tragedia.

author-sign

También puede interesarte...

Artículos destacados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *